El Fuerte de Santa Rosa de La Eminencia, conocido popularmente como el Castillo de Santa Rosa y ubicado en la Ciudad de La Asunción (Estado Nueva Esparta, Venezuela), fue construido en el siglo XVI, después del desembarco de más de 500 piratas franceses que, al mando del Marqués de Maintenon, saquearon la ciudad de La Asunción

Descripción

La planta del edificio tiene forma de estrella, con cinco torres dispuestas irregularmente. La estructura presenta dos niveles comunicados por una rampa, en la parta alta están los cañones y se tiene un dominio visual de la ciudad y sus alrededores; en la parte baja las áreas se encontraban las habitaciones, celdas, el almacén de municiones y pólvora y un aljibe.

El acceso al castillo originalmente era a través de un puente, actualmente es através de una escalinata. Sobre el dintel de la entrada se encuentra un escudo conmemorativo, realizado en dos piezas e inscripciones en bajorrelieve donde se puede leer: “Este Castillo hizo el Sr. Maestre Campo D. Juan Fermín Huidobro Gobernador y Capitán General de esta isla, comenzándose el 21 de marzo de 1681 y se acabó por septiembre del 1682”.

Los espacios se organizan en torno al espacio central del nivel inferior del castillo. Las habitaciones son alargadas, construidas con técnica tradicional de la época, utilizando piedras de la zona, cal y barro. Hoy en día en estos espacios se ubican seis salas de exposición, complementadas por el espacio de entrada al Castillo, un depósito, una cocina, un calabozo a dos niveles llamado “el cuarto del olvido” y la rampa empedrada de acceso al nivel superior.

Sólo algunas secciones del piso son originales. En el baluarte central, la parte más prominente del castillo, se ubican cañoneras, desde donde se tiene un dominio visual de la zona privilegiado. Allí se encuentran dos garitas de planta circular con remate de media naranja que se ubican en los ángulos de los baluartes noreste y sureste. La muralla que mira hacia el valle fue trazada en forma angular para obtener mayor campo de acción. La garita que aparece en una esquina es de reciente construcción, para 1897 en el libro «El Cojo Ilustrado» no aparece, ni tampoco en los planos coloniales originales del castillo.

Su construcción concluye en el año 1862. El castillo tiene tres frentes defensivos conformados por dos baluartes, dos medios baluartes y tres cortinas mirando hacia el sur, este y oeste y una plataforma en dirección al norte. Además tiene aljibe, cuarteles y capillas. Cuenta con una espectacular vista de la ciudad de la Asunción.

En 1815, en uno de sus calabozos, fue encerrada la joven heroína Luisa Cáceres de Arismendi. De allí es trasladada al castillo de San Carlos de Borromeo y luego a Caracas donde fue recluida en el Convento de la Inmaculada Concepción, en marzo de 1816.

El castillo de Santa Rosa de la Eminencia es un castillo colonial construido en el siglo XVII por la monarquía española en Isla Margarita, Venezuela. Después de que un grupo de piratas franceses atacara la ciudad de La Asunción.

Su construcción comenzó el 24 de marzo de 1677 por orden del gobernador Juan Muñoz de Gadea y se terminó hacia 1683.

Arquitectura

1677, el Gobernador de Cartagena de Indias propone a su construcción. Prenelete y Betín fueron los ingenieros convocados para levantar los planos. El fuerte San Bernardo, ubicado más arriba, había sido destruido por los corsarios. El Maestre de Campo Don Juan Fermín de Huidrobo, Gobernador y Capitán General de la isla, fue el encargado de iniciar su construcción el 24 de marzo de 1677 y finalizarlo en septiembre de 1682, con cal y canto. Su construcción la inició Juan Muñoz de Gadea, Gobernador de la isla a quien se le debe el nombre de Santa Rosa. Desde su estructura, se domina todo el valle de la capital neoespartana hasta la costa y los accesos del norte y sur de la isla. Su forma de estrella, está conformada por cuatro baluartes y medio baluarte en la fachada norte. Su acceso inicial, por la cortina sur, fue mediante puente levadizo, pero posteriormente se eliminó. Esta fortificación se cataloga entre las denominadas “irregulares”, ya que tanto sus baluartes como sus cortinas tienen diferentes dimensiones. (La Asunción).

La estructura está formada por tres frentes defensivos, cada uno de ellos con dos baluartes, dos medios baluartes y tres cortinas, y se sitúa en lo alto de una colina que domina la ciudad.

El castillo sirvió de prisión a la heroína de guerra Luisa Cáceres de Arismendi entre noviembre de 1815 y enero de 1816. Fue mantenida cautiva por las fuerzas españolas en un intento de someter a su marido, Juan Bautista Arismendi, que era el jefe de las fuerzas patrióticas de la isla.

Castillo

Se concluye en 1682, se ubica en un cerro de la ciudad de La Asunción, al lado del Embalse, dominando un amplio panorama donde se observa el camino de Pampatar a La Asunción, los cerros circundantes, la costa del este, el valle de Atamo y las faldas de los cerros Guayamurí y Matasiete.

El castillo, tiene tres frentes defensivos conformados por dos baluartes, dos medios baluartes y tres cortinas mirando hacia el sur, este y oeste y una plataforma con un rediente mirando hacia el norte. Además tiene aljibe, cuarteles y capilla. La Plaza de Armas aparenta tener su traza original; aquí se encuentra el aljibe con un brocal y la rampa que conduce al nivel superior.

Este lugar es famoso por haber servido de calabozo a la heroína patriota Luisa Cáceres de Arismendi durante aproximadamente tres meses, como manera de obligar al general Juan Bautista Arismendi a un canje de prisioneros, ante lo cual expresó: «Diga al jefe español que sin patria no quiero esposa». A partir de aquel momento empeoran las condiciones del cautiverio y se desvanece la posibilidad de libertad al fracasar los patriotas en un intento de asalto de la fortaleza. El 26 de enero de 1816, Luisa da a luz una niña que muere al nacer dadas las condiciones del parto y de la celda en la cual se encontraba prisionera.

La mayor parte de las murallas se conservan intactas, y la reconstrucción del resto se hizo tomando en cuenta las características originales.

Fue declarado Monumento Histórico Nacional el 26 de octubre de 1965. El acceso al castillo es fácil, cuenta con una carretera asfaltada, señalización, estacionamiento y ofrece una vista espectacular del valle de Santa Lucía. Se encuentra abierto a los visitantes de lunes a domingo.

Valoración

Además de la importancia arquitectónica, esta edificación tiene mucho valor para la comunidad, debido a  las historias que encierran las paredes del fuerte. Tal es el caso de la historia de Luisa Cáceres de Arismendi, esposa del general en jefe Juan Bautista Arismendi, quien estuvo encerrada en un calabozo del castillo. Dicha celda es un pasillo oscuro como especie de cueva, con paredes de bahareque, ladrillo y barro, ubicado en la entrada del castillo a mano izquierda, al lado del patio central. Allí, existe una inscripción que dice: “Calabozo Luisa Cáceres de Arismendi y su virtud, valor y martirio para su esposo y patria cautiva en este calabozo a los 16 años”.

Ubicación en el mapa