Juangriego, Isla de Margarita, Venezuela.

Consagrada al culto de San Juan Evangelista, santo patrono de la población de Juangriego, esta hermosa iglesia es, sin duda, uno de los íconos de la célebre ciudad crepuscular margariteña.

Tres arcos ojivales sobre columnas de capitel toscano dan acceso a la puerta principal del templo. Sobre ellas, una baranda ornamental delimita un estrecho espacio abierto anterior al frontón, el cual luce un rosetón central, pináculos decorados en cada extremo y hojas de acanto sobre el borde superior.

Dos altas torres, una a cada lado del frontón, integran la fachada de este hermoso templo de estilo neogótico; la de la derecha tiene un reloj en cada una de sus caras, la de la izquierda es el campanario.

El templo tiene planta rectangular con tres naves separadas por columnatas, y techo a dos aguas.

Historia

Sus orígenes se remontan al año 1826, cuando un grupo de vecinos (entre los cuales se encontraban el general Pedro Rafael de Guevara y el coronel José Ceferino González) inician su construcción. Más tarde, en 1844, se creó la Parroquia San Juan Evangelista, y en 1846, por iniciativa de fray Nicolás de Igualada, se reforma y amplía el templo, substituyendo las paredes de bahareque por mampostería.

A principios del siglo XX se le hacen nuevas modificaciones y se inicia la construcción de las dos torres. La torre de la izquierda (torre norte) fue finalizada en 1911 y la de la derecha (torre sur) en 1921.

La iglesia de San Juan Evangelista fue declarada Monumento Histórico Nacional el 28 de agosto de 1960 (según Resolución Nº 26.320). Asimismo, fue declarada Patrimonio Cultural del Municipio Marcano del Estado Nueva Esparta el 6 de agosto de 2002.

Las fiestas en honor a San Juan Evangelista se celebran en esta ciudad desde el 27 de diciembre hasta el 3 de enero de cada año, finalizando con una concurrida regata por la bahía de Juangriego.

Atracción turística

Juangriego es la capital del Municipio Marcano del Estado Nueva Esparta, y una de las principales atracciones turísticas de la Isla de Margarita, principalmente por la belleza de sus ocasos, famosos dentro y fuera de Venezuela. También lo es por su heróica y dramática historia, y por la presencia aún vigilante de su pequeño fortín.

Asimismo, por su actividad comercial y la posibilidad de adquirir una amplia variedad de artículos a buen precio y libres de impuestos; por su hermosa iglesia y por sus acogedores restaurantes a la orilla de la playa, algunos con sus mesas dispuestas sobre la arena y rodeadas de palmeras, y todos especializados en comida del mar.

Ubicación en el mapa