Descripción de la Tragavenado

La culebra tragavenado, también conocida como mazacuata, güio o Boa constrictor es una especie de serpiente de la familia Boidae.

Nombres comunes

Es conocida también como mantona en el Perú y como mazacuata en Centroamérica, tragavenao, jiboia y lampalagua en América Latina, en Ecuador como matacaballo y tragavenado; en algunas partes de México se le conoce como limacoa, en el estado de Nayarit se le conoce como «ilama».

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo:     Chordata

Clase:  Sauropsida

Orden: Squamata

Suborden: Serpentes

Familia: Boidae

Subfamilia: Boinae

Género: Boa

Especie: Boa constricto

Aspecto de la Tragavenado

Es la serpiente más larga y robusta, Mide entre 0,5 y 4 metros de longitud hocico-cloaca., dependiendo de la sub-especie y el sexo del animal, siendo las hembras normalmente mayores que los machos.

Su cabeza es ligeramente triangular en aspecto dorsal y distintiva del angosto cuello. Sus ojos son pequeños con pupilas elípticas.

Su dorso bronceado o gris posee manchas cafés usualmente con manchas claras al interior.

El dorso de la cabeza es color bronce o gris con una angosta línea obscura que se origina sobre el hocico y se extiende sobre el cuerpo.

Una línea obscura originada en la parte lateral de la cabeza a nivel de la nariz, pasa posteriormente a través de la mitad baja del ojo, hacia el ángulo de la mandíbula.

El clima que coincide con el área de distribución de la especie varía substancialmente.

Presenta una atractiva coloración que consiste en superficies dorsales de tonos rojizos que quedan dentro de un fondo que puede ser blanco, rosado, marrón o dorado, dependiendo de la sub-especie o los cruzamientos llevados a cabo en cautividad.

Durante los días próximos a la muda adquieren una piel de color grisáceo poco vistosa y sus ojos se vuelven de color blanco cremoso.

En la naturaleza es raro que vivan más de veinte años, aunque en cautividad pueden alcanzar los treinta con relativa facilidad.

En el Jardín Zoológico de Filadelfia se registró el caso de una Boa constrictor que llegó a vivir 40 años, 3 meses y 14 días.

El mayor ejemplar en cautividad es una hembra de 5,5 m de Surinam que se encuentra en el Zoo de San Diego.

Hábitat de la Tragavenado

"<yoastmark

Es un reptil tanto terrestre como arbóreo. Vive en ambientes diversos incluyendo los bosques secos, pastizales, bosques húmedos y manglares.

Vive en hábitats con poca cantidad de agua, como desiertos y sabanas, a la vez que se la puede encontrar en bosques húmedos y terrenos de cultivo.

La especie es nativa de América, desde el norte de México hasta Argentina. En México, esta boa habita a lo largo de las vertientes del Pacífico y del Golfo, en los estados del sur – sureste y en el centro del país.

Comportamiento de la Tragavenado

Son de hábitos nocturnos y solitario, aunque es posible conseguir ejemplares durante el día. Pasan el día escondida entre las ramas de los árboles o en algún tronco hueco y sale a cazar al caer la noche.

Cuando están activas se les encuentra desplazándose por el suelo o ramas de árboles.

Suele trepar a los árboles y tender desde allí emboscadas a sus presas. También baja al suelo con frecuencia en busca de agua y es buena nadadora.

Debido a su mala visión, depende de sus escamas termosensibles (fosetas labiales) para detectar a sus presas.

Reproducción de la Tragavenado

Llegada la época de reproducción,

La hembra atrae al macho al emitir un aroma de la cloaca durante la temporada reproductiva.

Comienza a segregar feromonas a través de su cloaca para atraer a los machos.

La hembra adquiere una posición rígida característica mientras el macho se mueve lentamente a su alrededor, siempre atento a sus movimientos.

Cuando la hembra se muestra receptiva, el macho comienza a pasar por encima de ella y a constreñirla suavemente.

La hembra no ovulará hasta que no haya dado comienzo este cortejo.

Tras un largo periodo de cortejo, el macho introduce uno de sus dos hemipenes en la cloaca de la hembra y deposita su esperma.

Tras la cópula la hembra intensifica su nivel de melanina, tomando un color más oscuro para absorber más calor.

Durante la gestación la hembra cambiará de muda y tras cuatro meses dará a luz entre 20 y 60 crías vivas de entre 30 y 40 cm. Los recién nacidos normalmente no empezarán a comer hasta que hayan tenido su primera muda.

La madurez sexual es alcanzada entre los 2 y 4 años. El tiempo de gestación es de 4 meses, aproximadamente, y puede parir entre 10 y 64 crías con una tamaño de 30 a 50 cm de largo.

Alimentación

Tragavenado

Es estrictamente carnívora, las crías se alimentan de ranas, aves, gallinas, huevos, polluelos y reptiles, como iguanas, mientras que los adultos cazan al acecho o buscan activamente mamíferos medianos, por ejemplo, se ha reportado depredación de pequeños roedores, monos titi, rabipelaos,  ardillas,  perros. Ocasionalmente cazan pájaros y murciélagos.

 

Posee escamas termosensibles (fosetas loreales) para detectar a sus presas.

 

Entre ellas se incluyen lagartos, pájaros de tamaño moderado, zarigüeyas, murciélagos, ratas y ardillas.

 

Siente especial predilección por los murciélagos, a los que captura desde los árboles en pleno vuelo.

 

Mata a sus presas mediante constricción hasta estrangularlas.

Medios de defensa

Su dentición es aglifa no posee veneno, por lo que desde el punto de vista toxico es incapaz de inocular veneno y no es peligrosa.

Se defiende   mordiendo y produciendo  un ruido  aposemático  que consiste en la explosion  de aire  proveniente  de los pulmones conocino como “vaho”, el cual  es completamente  inofensivo y no tiene ningun poder hipnótico.

Puede causar daños directamente proporcional al tamaño.

La “tragavenado» es una culebra no venenosa, pero a veces puede ser peligrosa para el hombre debido a que posee una poderosa musculatura intercostal y numerosos dientes ganchudos.

Sus dientes son relativamente pequeños, comparados con otros animales, no tienen colmillos ni veneno.

Son muy filosos y curvados hacia adentro para facilitar la ingestión.

Cautiverio

En los últimos años las boas constrictoras han ganado popularidad entre los amantes de las mascotas exóticas.

Un problema que conllevan es el gran tamaño que llegan a alcanzar los animales adultos, especialmente la subespecie B. c. constrictor.

En la comunidad autónoma de Canarias esta prohibida la tenencia, según el Decreto 30/2018 de 5 de marzo, por el que se regula el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

En vida silvestre

 llega a vivir hasta 20 años, reportandose que pueden llegar a vivir 30 años en cautiverio. Es un animal que puede llegar a pesar hasta 40 kg, aunque en promedio pesan de 10 a 15 kg.

Este ser vivo, al igual que los demás, tiene un rol en el ecosistema: actúa como controlador biológico de roedores y aves en cultivos y plantaciones: arroz, caña de azúcar. Hay personas que las tienen como mascotas en las casas para controlar la poblaciones de ratas y ratones.

Aunque su nombre común señale que come venados, esto no es cierto, por lo menos un venado adulto con caramas (Natera et al. 2015); si ha sido reportada comiendo  un cervatillo de pocos dias (Espinoza 2015).

Prevención

La NOM-059-SEMARNAT-2010 considera a la especie como amenazada. El principal riesgo que corre esta especie es consecuencia de la explotación que se está dando gracias al comercio ilegal que se hace de ella. Los cambios de uso del suelo también representan un riesgo importante.


Mas Información de la Isla de Margarita»


Fuentes

Wikipedia.org

nationalgeographic.es

Wikipedia.org