El Valle del Espíritu Santo, Frente a la Iglesia, Municipio García, Estado Nueva Esparta, Venezuela.

En el casco religioso de la población del Valle del Espíritu Santo, se encuentra el Museo Diocesano, donde se pueden apreciar diversas ofrendas otorgadas por los fieles devotos de la Virgen, como una muestra de agradecimiento por los favores atribuidos a nuestra excelsa Patrona.

el Museo Diocesano es un hermoso lugar en donde se recopilan todas las muestras de cariño que el pueblo de Nueva Esparta tiene hacia la Virgen del Valle, por lo que en sus decorados es posible admirar ofrendas como una colección de bellísimos trajes elaborados a mano y pinturas que retratan a la “Patrona de Oriente” en el acto de sus milagros más conocidos –algunas de las muestras de arte han estado dentro de la Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle; de hecho, los vestidos que están allí se elaboran para colocárselos cada 8 de Septiembre–.

El Museo Diocesano es un cuantioso tesoro que ayuda a que más visitantes acudan al Valle del Espíritu Santo, por lo que esperamos que su magnífica trayectoria siga perdurando durante mucho tiempo. En la Margarita de ayer y hoy la Virgen del Valle ha sido y será siempre un símbolo de esperanza, amor y compasión, y en esta pequeña institución es posible respirar bastante de eso. El museo abre sus puertas a todo público de lunes a domingo entre las 9 am y las 12 pm, mientras que el turno de la tarde se sitúa entre las 2 pm y las 5 pm. Así como la Iglesia del Valle, el Museo Santiago Mariño y la Casa de Juan Bautista Arismendi, el establecimiento se encuentra ubicado frente a la plaza más representativa del Municipio García, justo a un lado del Santuario de nuestra patrona –en la Calle Monseñor Velásquez–.

En su visita al Museo Diocesano se tendrá la oportunidad de ver de cerca algunos de los milagros de la Virgen, entre los cuales destacan la perla en forma de pie que le otorgó un pescador quien fue picado por una raya y ella lo salvó de que le cortaran la pierna. El milagro de la lluvia, según cuentan los habitantes más antiguos, se debe a una larga sequía, que comenzó en 1608 y siguió por varios años, los fieles le rezaron a la venerada y llovió hasta casi desbordarse el río que pasa por El Valle. Igualmente, el milagro al general Juan Bautista Arismendi quien recibió una bala en el pecho y el proyectil no llegó a hacerle daño gracias a una imagen de la Virgen que tenía en el bolsillo de su uniforme.

El museo se encuentra ubicado en el casco religioso de la población del Valle del Espíritu Santo, municipio García.

Ubicación en el mapa